Tres lugares para visitar en Funchal

ma2.jpg

 

Eugenia Arria

eugenia@evospash.com

 

            Madeira es una tierra que hay que visitar para deleitarse con sus paisajes, su urbanismo pintoresco y su inmensidad única e innegable. Es un destino ideal para los amantes de la naturaleza y del clima templado, para los más aventureros pero también para los más tranquilos; mejor dicho, para cualquier persona que disfrute, de alguna manera u otra, de los regalos y bellezas naturales de este planeta. No por poca cosa se le conoce como “la Perla del Atlántico”, desde la cual los atardeceres se presencian más intensos y más cercanos, quizás por su capacidad de encapsular la luz, como si de un arcoíris se tratara, entre la arena y el agua salada.

 

            Sin embargo, hoy apenas les voy a hablar de algunos lugares que vale la pena visitar si estás en Funchal, la capital de Madeira. Es verdad que hay mucho más que ver en ella, como por ejemplo sus museos, sus iglesias, el teleférico o el Mercado dos Lavradores, pero hoy quiero recomendarles tres lugares que a mí me gustan mucho y que, además, sirven como puntos de referencia para recorrer el resto del centro de la ciudad. Empecemos con el primero.

 

1.      LIVRARÍA ESPERANÇA.

2018-09-02 07.34.16 1.jpg

            Esta librería debes visitarla obligatoriamente. Es la más grande de Portugal y una de las más grandes del mundo. Su historia comienza a finales del siglo XIX que, además, es una historia de herencia familiar. El amor por los libros se transmitió, desde entonces, a las siguientes generaciones hasta el día de hoy. Además, fue el primer establecimiento de Funchal en vender nada más libros: una librería como tal. Y su huella personal está en exponer los libros como si se tratara de un papel tapiz en todas sus paredes y estanterías: con la cubierta hacia el frente. Visitar este lugar, entonces, es visitar un patrimonio de fondos bibliográficos con ejemplares antiquísimos y modernos de diferentes tópicos. Es perderse en sus pasillos envueltos de títulos en portugués y hasta en otros idiomas. Es sentir que el edificio todo está sostenido por libros y no por concreto.

            No dejen de ir y no dejen, si pueden, de llevarse un libro. Siempre es bueno apoyar lugares como éste, impregnados de historia y resistencia hacia el desinterés de la lectura cada vez más creciente. La Livraria Esperança es la joya bibliográfica de Madeira.

2018-09-02 07.34.07 1.jpg

 

 

2.      ZONA VELHA DO FUNCHAL.

2018-03-24 04.15.43 1.jpg

            Toda la zona vieja del centro es digna de ser explorada. Sus callejuelas de piedra llenas de color, terrazas y mucho movimiento hacen que queramos quedarnos allí toda la tarde y tomar muchas fotos, sobre todo por sus puertas tan particulares. Sus puertas se deben al proyecto “Arte de Portas Abertas” que comenzó con la finalidad de sensibilizar a las personas hacia el arte y la cultura. Definitivamente, las calles están llenas de vida por los colores y escenas que éstas ofrecen, desde la más kitsch a la más refinada, desde la más fantástica a la más tenebrosa… Es como visitar un museo de puertas ¡pero en la calle!

           

            El deterioro típico de muchos edificios de Portugal y, en especial, de Madeira, se combina con los tonos vibrantes del arte callejero, los toldos de los numerosos cafés y restaurantes, los pequeños locales tan propios y autóctonos y, en el medio, la curiosidad de los turistas. Creo que es una buena zona para llevarte destellos de la esencia y las historias de la ciudad.

2018-06-07 10.32.46 1.jpg

 

3.      PARQUE DE SANTA CATARINA.

            El Parque de Santa Catarina ofrece unas vistas geniales del puerto de Funchal y de cómo es el panorama principal de la ciudad cuando se llega por mar. También, representa un pequeño pulmón en el que relajarse y disfrutar del buen clima. Siempre hay gente disfrutando de un picnic, una buena conversación o del atrayente paisaje. En este parque hay algunas esculturas y también una pequeña capilla que data del siglo XV, mandada a construir por la esposa de uno de los que descubrieron la isla de Madeira. En general, es un excelente lugar para descansar después de haber explorado la ciudad, mientras saboreas una de las vistas más bonitas de Funchal.

 

            Como ven, este parque también está cargado de historia (y cuentos), como cada lugar que uno visita de Funchal y de toda Madeira. Eso es lo que más me gusta de la isla: todas las historias que hacen los lugares, desde las más íntimas a las más generales. Siempre está un pequeño lugar que descubrir y, estoy segura, de que tendrá su origen en una particular y curiosa historia que provocará contar para siempre.

           

            Atrévanse a conocer más lugares y recorrer toda la isla, caminar por las levadas, practicar deportes acuáticos, bañarse en el mar o en las piscinas naturales, subir los picos más altos y admirar la inmensidad e imponencia de este pequeño rincón del Atlántico o, mejor, de este sublime “cantinho do céu”.


Puedes ver el video que preparamos sobre estos tres lugares en nuestro Instagram: https://www.instagram.com/evospash/ (sólo debes dar click encima de las historias destacadas llamadas “#3favoritos”).

Eugenia ArriaComment