De por qué aprender inglés hoy día, y mucho más si eres hispanohablante

pq4.jpg

Eugenia Arria

eugenia@evospash.com




Es evidente que en la actualidad cada vez más personas hablan inglés como segunda lengua. De hecho, es que hay nada más y nada menos que alrededor de 350 millones de hablantes nativos, ubicando este idioma en el tercero mayor hablado del mundo después del chino mandarín y el español. A dicha cantidad de millones de personas, se suma otra bastante grande de hablantes no nativos. Es una cantidad que no cesará sino que cada vez se acrecienta más y más, cuestión que se puede ver en las estadísticas donde todos los hablantes del inglés se mezclan. Y es que esto es completamente normal; los seres humanos queremos comunicarnos, expresarnos e intercambiar ideas, pensamientos y sentimientos con otros. Como personas, necesitamos del otro para construirnos (subjetivamente) pero también para vivir en el mundo, habitado por tantos.


El inglés podemos entenderlo, en este sentido, como un aglutinador de visiones de mundo, un puente entre unos y otros, un enlace para convivir en cualquier parte, independientemente de nuestras culturas y fronteras. Así pues, una primera razón para aprender esta lengua es para acercarnos a más personas, comprenderlas mejor e inclusive comunicarnos con ellas. Manejarnos bien con el inglés nos permite entablar una conversación en múltiples lugares con múltiples personas; nos permite compartir perspectivas y tierras.


pq6.jpg

Luego, si somos hispanohablantes también tenemos la ventaja de que ya tenemos el español como primera lengua. Eso nos haría bilingües de dos de los idiomas más importantes de la actualidad, lo cual nos abre puertas a oportunidades de todo tipo; pero también nos da una visión más rica, más amplia y más diversa a la que tuviéramos si solo habláramos un idioma. Sí, hablar otro idioma nos permite ver más y tener acceso a más visiones a través de nosotros mismos.

A nivel profesional o laboral, saber ambos idiomas es muy beneficioso, ya que podemos continuar nuestros estudios, aplicar a trabajos o crear nuestras propias empresas en cualquier lugar del planeta. Hoy en día el inglés es imprescindible para la mayoría de los empleos o carreras, incluso si quieres ser tu propio jefe y quieres internacionalizar tu negocio; y el español, por su parte, cada vez tiene más demanda. Quizás no lo sepas, pero tenerlo como lengua materna ya te da ventajas que muchos otros no tienen.


Y, finalmente, es que ser bilingüe no sólo te deja comunicarte con más personas, sin importar su nacionalidad, sino que además te hace pensar -o por lo menos entender- ya de una manera distinta o, mejor dicho, hace funcionar tu mente de una manera distinta: se dice que el proceso fisiológico y neurológico no es igual en una persona bilingüe que en una monolingüe. En cualquier caso, eso no quiere decir que una sea más lista o inteligente que la otra, simplemente que los procedimientos corporales y neuronales cambian en un caso u otro. En un artículo anterior ya decíamos lo interesante que era aprender otras lenguas, pues nos hacía ejercitar nuestro cuerpo de una manera desconocida para poder pronunciar los fonemas nuevos de forma correcta. Esta es una razón interesante también para aprender inglés hoy, y es para sentir lo gratificante que es superar un reto no solo mental sino también físico: ver de lo que en realidad somos capaces y de cómo podemos enfrentar y hacer conocido un conocimiento del que no teníamos idea con anterioridad.


pq2.jpg
Eugenia ArriaComment